Ara San Juan: Familiares accederán a las fotos del submarino

Interés General Por
Cinco meses después de que la empresa Ocean Infinity anunciara el hallazgo del submarino los familiares de la tripulación podrán acceder esta semana a una parte de las fotografías de la nave. Anabella Aguirre perdió a su marido -Enrique Castillo- aunque asegura que el no debía estar en el Ara San Juan: no era submarinista, pertenecía a inteligencia.
ara san juan

Escucha el audio

Audio

Anabela Aguirre espera tener certezas por parte de la justicia. La causa se mueve lento y sospecha que se debe a "presiones políticas". Las preguntas  son muchas, ¿Por qué a su marido lo convocaron dos días antes de la partida del submarino sin recibir instrucción?, ¿Que misión tenía para cumplir un cabo de Inteligencia en ese viaje?, ¿Qué pasó realmente con el submarino?.

En diálogo con Las 40! Anabela confirma que el próximo martes accederán a las fotografías que hasta aquí son un misterio: “Hace seis meses estamos esperando a ver las fotos, nos las van a mostrar por vídeo llamadas con siete localidades distintas, son las fotos que mando el buque, que supuestamente no las podían abrir”.

Al igual que otros familiares, Anabela cree que la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, no muestra avances en la causa por presiones políticas: "Quieren callar el tema porque esto es una tragedia internacional".

"Los mandaron a morir".  

Esta semana, además, la jueza hizo lugar al pedido de otro familiar -Luis Tagliapietra- para que el presidente Mauricio Macri responda, en su rol de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas,  si sabía que "el ARA San Juan llevaban 45 meses sin ir a dique seco, cuando doctrinariamente y acorde con las indicaciones del fabricante, tenía que ir cada 18 meses", entre otras preguntas.

Anabela Aguirre recordó que su marido debió salir a buscar ropa prestada para cumplir la misión ya que nunca se había subido a un submarino, y que estaba preocupado antes de partir. Incluso, durante los primeros días desde la desaparición, el nombre de Enrique Castillo no aparecía en las listas de la tripulación, aparentemente para no admitir que había más pasajeros que los contemplados para la capacidad del submarino.

Además de la falta de contención e información, las familias quedaron libradas a su suerte también en lo económico, "Hay familias que están bastante mal económicamente, recibieron ayuda los primeros meses pero ahora se paró todo”, explicó la entrevistada.

Escuchá la nota completa aquí.