Defensoría del Público: Persecución, maltrato y vaciamiento

Interés General Por
Los trabajadores de la Defensoría del Público de los Servicios de Comunicación Audiovisual enfrentan una penosa situación laboral que pone en riesgo el cumplimiento de las funciones que debe cumplir el organismo. El licenciado Santiago Marino se alejó denunciando persecución y malos tratos.
Defensoria del Público

Escucha el audio

Audio

Santiago Marino es Doctor en Ciencias Sociales, Magíster en Comunicación y Cultura y Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entrevistado en Las 40! contó los motivos por los que terminó dejando su cargo en la Defensoría del Público de los derechos de la Comunicación Audiovisual, denunciando una política de "cercenamiento y hostigamiento".

El experto en comunicación decidió hacer pública la situación  que se vive en el organismo -creado por la ley 26.522 para defender los derechos de las audiencias- cuyo personal no cuenta con presupuesto suficiente para llevar a cabo su actividad y en algunos casos atraviesa  una situación de precariedad laboral, ya que la continuidad en sus puestos depende de renovaciones de contratos que se extienden por plazos de tiempo muy cortos. 

Sobre su situación particular dentro de la Defensoría, detalló que “Hay una política de puesta en duda de líneas de acción, de presión conmigo y con mi circulo íntimo, incertidumbre laboral, se suspenden acciones planificadas. Hubo una acción financiada por la contraparte, hay discusión en torno al presupuesto. A partir del desarrollo de cercenamiento, de hostigamiento y de malestar, yo decidí dejar de estar al frente del organismo cuando me enteré que además me iban a renovar mi puesto por un mes”.

Marino se refirió al actual contexto regulatorio de la comunicación en Argentina tras las sucesivas modificaciones a través de decretos por parte del ejecutivo nacional y la progresiva concentración de medios en pocas manos. "El marco regulatorio de la gestión Cambiemos sostiene que la convergencia nos hará libres e iguales ha flexibilizado y fortalecido los niveles de concentración que lesionan los derechos de las audiencias en términos de discursos plurales y contenidos”.

 El licenciado se mostró escéptico sobre la un cambio en las políticas de comunicación después de las elecciones presidenciales: “No soy optimista respecto al futuro inmediato, porque en un contexto de crisis económica como la que atraviesa la argentina la discusión sobre los medios queda en la cola”.

Escuchá aquí la nota completa.

Boletín de noticias