Advierten por posible manipulación de datos la noche de las PASO

Política Por
Javier Smaldone, especialista en Informática, fue consultado por Las 40! sobre las dudas existentes en el desempeño de la empresa Smartmatic en las próximas PASO.
Javier Smaldone FB
foto: Facebook Javier Smaldone / @javier.smaldone

Escucha el audio

Javier Smaldone

3/08/2019

Las próximas elecciones primarias abiertas dejarán planteado un panorama político que podría adelantar los tiempos electorales a favor de uno u otro espacio. De allí que especialistas y referentes de la oposición plantean que la implementación de la empresa Smartmatic para llevar a cabo el escrutinio provisorio puede generar un clima o escenario en la noche del domingo que luego no se corresponda con lo que las urnas indiquen. ¿Se  puede ganar una elección mediáticamente?

El especialista en Informática, Javier Smaldone manifestó que: “nuestro temor a la fecha es que la noche de las elecciones pueda fallar en todo o en parte el sistema de escrutinio provisorio o bien que falle porque no fue debidamente probado, no tiene el tiempo de madurez que requiere un sistema de este tipo. Es un sistema que se ha desarrollado en unos pocos meses y se usa nada menos que para una elección presidencial que puede por tanto fallar o puede incluso tener errores o problemas de seguridad que permitan que alguien lo haga fallar”.

Sobre las acusaciones sobre un posible fraude Smaldone se mostró escéptico y observó que no se puede hacer fraude afectando solamente el escrutinio provisorio, ya que en Argentina el sistema de votación está fuertemente basado en el uso de documentos de papel y está muy distribuido (casi 100 mil mesas). “Lo que no quita que el escrutinio provisorio (que es el que arroja los números que tenemos el domingo a la noche) que no tiene ninguna validez real, no forme opinión pública. Alguien sí podría manipular, si el sistema lo permitiera, mínimamente las cifras del escrutinio provisorio para producir cierto impacto en los días o en las semanas que por ejemplo puede llegar a tardar el escrutinio definitivo”, indicó. 

Por otro lado, explicó que llama la atención la forma en que han hecho el sistema y añadió: “en la escuela se digitaliza el llamado telegrama (…) se genera un archivo en formato TIFF (no importa, es un formato gráfico), se transmite ese archivo y del otro lado, antes de procesarlo, se convierte a un formato PDF, se cambia el archivo por otro archivo conteniendo otra representación de lo que debía ser la misma imagen. Ese cambio, que tranquilamente puede ser legítimo, puede estar bien hecho, puede no haber ninguna intervención o manipulación; pero al hacer ese cambio, tenemos dos archivos distintos, son diferentes, pueden representar la misma imagen, visualmente se pueden ver iguales, pero desde el punto de vista informático son dos archivos distintos y eso dificulta o hasta imposibilita la trazabilidad (que yo pueda asegurarme de lo que tengo en un extremo es lo mismo con lo que empecé en el otro extremo). Es un cambio, como yo decía es más fácil no hacerlo que hacerlo. No se entiende cual es el motivo por el cual se ha hecho así”

A propósito de la conectividad y los aparatos que se emplearán en las próximas PASO, contó que no se va a utilizar la conexión que puedan tener las escuelas sino una especie de módem con un chip de telefonía celular conectado a los proveedores como si fuera un celular mas y entonces dependerá de la región geográfica la disponibilidad de servicio de cada empresa. “Los problemas que hubo en el primer simulacro que se hizo, no fueron de conectividad en el sentido de la conectividad a Internet, sino de conectividad del propio sistema; las netbooks que son las encargadas de tomar ese telegrama escaneado y transmitirlo no se podían conectar con el servidor central, pero no porque fallara la conexión a Internet sino porque estaba caído el servidor”, agregó.

Por otra parte, consideró que el cambio en el sistema electoral hubiera sido positivo planteado en otros términos. “Nosotros lo veníamos reclamando, la propia Cámara Electoral lo ha reclamado desde hace unos años, la posibilidad de transmitir los telegramas directamente desde las escuelas, porque son más rápidos, pero fundamentalmente, porque permite que las autoridades de la mesa puedan saber y puedan fiscalizar en qué momento se transmiten los datos de su mesa. Lo que termina un poco con todas esas especulaciones del domingo a la noche, de por qué no se cargó todavía determinado distrito, por qué avanza tan lento el escrutinio".

Para Smaldone, el sistema electoral argentino podría mejorarse con la implementación de la boleta única de papel. "La boleta única de papel, que es como se vota en las elecciones provinciales de Santa Fe y de Córdoba, es una sola boleta donde hay una forma de grilla donde están todos los candidatos y todas las categorías electivas (…) Se le da al votante en la mesa de votación junto con una birome y el votante va detrás de un pequeño box y ahí pone una cruz en cada categoría electiva del candidato que quiere votar. Ahí se terminan un montón de maniobras, de paso se reducen costos y hasta se agiliza después el escrutinio, porque es mucho más fácil contar y sacar cada boleta y ver dónde está la cruz, que estar sacando sobres y de adentro las boletas y ver todas las categorías y ver si no hay alguna repetida, si no está rota, si no está marcada, etc. Esos dos cambios mejorarían sustancialmente nuestro sistema de votación”, enfatizó.

Finalmente, expresó que es lícita la implementación de la informatización de parte del proceso electoral, pero tiene que hacerse de forma que no haya que confiar en la tecnología ciegamente. “Porque mucha gente no es experta y aun los que somos expertos tampoco entendemos completamente cómo funciona el sistema. El sistema puede servir de apoyo y podemos apoyarnos en el sistema para hacer las cosas más rápido, de forma más eficiente, pero siempre de manera que posibilite que tengamos más control y no menos. Si yo tengo la posibilidad de transmitir desde la escuela como decíamos recién, puedo ver en qué momento se transmite el telegrama desde mi escuela, entonces puedo tener una idea de cuándo se debería cargar eso y si del otro lado tengo publicado exactamente el mismo documento yo puedo verificar que lo que salió de aquí y lo que llegó allá si efectivamente se cargó; si el sistema permite todas esas cosas entonces es un paso adelante. Ahora si tenemos cosas ocultas en el medio que no sabemos bien cómo funcionan, en este simulacro que decíamos el otro día que participaron los partidos políticos, los fiscales partidarios estaban preguntándole a los técnicos del Correo Argentino y de la empresa contratada para hacer esto, cómo funcionaba el sistema, a tres semanas de las elecciones y las explicaciones eran con las manos en el aire y no se puede llegar a esa situación”, concluyó.

Boletín de noticias