Sebastián Premici: "Bullrich reconoce que a Santiago Maldonado lo persiguieron"

Derechos Humanos Por
El periodista Sebastián Premici, autor del libro “Santiago Maldonado. Un crimen de Estado”, dijo en Las 40! que las declaraciones de la ministra Patricia Bullrich aportarían un elemento más que interesante si se reabriera la causa puesto que reconoce que a Santiago efectivamente lo persiguieron en el marco de la incursión ilegal y planificada de la Gendarmería en el territorio de la Pu Lof de Cushamen.
Santiagomural
mural en 25 de Mayo, pintado por Santiago Maldonado

Escucha el audio

Sebastián Premici

3/08/2019

El director de la Agencia Cadena del Sur, Sebastián Premici, sostuvo que en estos dos años no se había escuchado a la ministra Bullrich afirmar que a Santiago, efectivamente lo persiguieron y es un elemento que en el expediente de la causa que cerró el juez Lleral no está. “Lleral dijo que Santiago Maldonado había entrado al río por propia voluntad y ahora tenemos a una ministra que está reconociendo que hubo una persecución y que Santiago Maldonado entra en el río en el transcurso de esa persecución. Está bien, ella dice ‘es una persecución legal’ y todo lo demás; entiendo que fue una persecución ilegal y hay una suerte de cacería. (…) la ministra que dio la orden de la represión el 31 de julio, vía su Jefe de Gabinete, Pablo Noceti, había planificado esa represión. Va a tener que dar algún tipo de respuesta, porque dos años después se reconoce que a Santiago Maldonado efectivamente lo persiguen, con el dato de que Santiago no estaba cortando la ruta y el otro dato es que esa mañana no había corte de ruta y todo lo que hace Gendarmería es provocar para justamente generar el choque con la comunidad”, indicó.

Además, planteó que hubo muchas contradicciones en los dichos y declaraciones iniciales. “En su momento, Bullrich dijo que antes de entrar al territorio lo habían llamado al Juez para pedirle autorización de ese ingreso y eso jamás ocurrió. Es decir, toda la secuencia dentro del territorio no tiene ningún soporte legal, es más la represión arranca diez minutos antes de que ingresen en el territorio y uno ve cómo los gendarmes que están en los vídeos empiezan a disparar hacia el interior del territorio. Es decir que, esa situación de provocación y querer meterse estaba latente, se puede reconstruir a través del expediente, cosa que el juez Lleral no hizo. Y yo, la verdad, es que valoraría bastante, valorar en el sentido de poner sobre la mesa las palabras de Bullrich porque efectivamente hubo una persecución y hubo que dejar que gendarmes con nombre y apellido lo persiguieron y lo vieron, porque el testigo habla de la situación de que lo vieron”, precisó.

Premici reconoció que no es optimista con respecto a la reapertura de la causa ya que la Cámara Federal “se está tomando todo el tiempo del mundo" y "uno quisiera creer que para dar vuelta el fallo de Lleral buscando argumentos”. En ese sentido, opinó que el juez fue desprolijo ya que cerró la causa y no ponderó un montón de elementos que estaban dentro del expediente.  El periodista se esperanzó en que, si llegase a cambiar el gobierno y se rearmaran por ejemplo las Procuradurías del Ministerio Público Fiscal, y volvieran a tomar el rol que tenían en su momento, se podría volver a utilizar el informe que la Procuvin (Procuraduría de Violencia Institucional) hizo del caso y tener en cuenta nuevamente ese material que para él es esencial. Dicho informe, fue elevado al Procurador General, quien lo mandó a la Fiscala Silvina Ávila, que lo desechó. “En este informe había una suerte de hipótesis del caso, una suerte de reconstrucción, en donde con nombre y apellido los gendarmes se ubicaban en el tiempo y el espacio esa represión y se podía utilizar como elemento para hacer efectivamente esa reconstrucción en el territorio”, agregó.

Por otro lado, en relación a la investigación para su libro mencionó que el foco no estuvo puesto en la persona de Santiago, pero encontrarlo y atravesar algunas historias fue lo más duro. Particularmente, recordó una charla que tuvo con Germán (hermano de Santiago) y su cuñada Carolina; en la cual ella le contó que Santiago escribía mucho, textos, canciones y que eran textos premonitorios. “Y que tenía una canción donde se situaba a él mismo en un escenario, tipo en la ruta, rodeado de fuerzas de seguridad. Yo decía ‘bueno, creer o reventar’, es una canción que en su momento no querían difundirla, no sé si después la difundieron. Cuando termino de hacer el libro le pido a Carolina que me pase un texto de Santiago, que es el que uso como apostilla en el comienzo  y cuando leí bueno, efectivamente, eran textos no sé si premonitorios, pero si tenían una determinada visión (…) hablaban ya de una persecución dentro de un territorio, dentro del río, hablaban de esa situación de la represión que vivió él y de la mirada. Me impactó como él describía en situación de la mirada del otro, hacia él en una situación de represión y creo que lo sintetiza la imagen que circula por todos lados de él y su mirada. (...) estuvo ahí no de casualidad, sino que había ido a defender una causa, la causa mapuche, pedir la liberación del lonko Facundo Jones Huala, en un escenario en donde se toma la determinación de cazar un mapuche y Santiago estaba ahí y sucedió lo que sucedió”, lamentó.

Finalmente, al ser consultado por la actualidad de esas comunidades incluida la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, aseguró que las distintas recuperaciones que están sucediendo ahora están siendo reprimidas y señaló que a comienzos de este año Benetton inició un juicio de usurpación en contra de la Pu Lof y que es la causa madre que utilizó Bullrich para hablar de la RAM. En la misma, todos los integrantes fueron absueltos puesto que no hubo usurpación. Por consiguiente, dijo que viene hablando con algunos integrantes y que están tratando de reconstruir la vida en comunidad para que más familias puedan ir a instalarse dentro del territorio, en ese proceso de recuperación que iniciaron el 13 de marzo de 2015 y que puedan vivir de la tierra que es lo único que quieren ellos. Para terminar, habló del blindaje mediático que favorece a todos los empresarios rurales de la Patagonia.

Yo en el libro arranco contando la cena de Bullrich reunida por primera vez con empresarios patagónicos, en febrero de 2016, y son esos empresarios rurales de la Sociedad Rural de Esquel, Neuquén y Bariloche que le piden represión a los mapuches directamente. Uno de los voceros de Joe Lewis, el británico que se apropió de esas tierras en Río Negro con el lago (el amigo del presidente), lo pidió directamente. Y uno ve como sistemáticamente a partir de febrero de 2016 empieza a armarse esta idea de la RAM. Primero, con declaraciones de estos empresarios y después ya tomando el guante el propio gobierno nacional”, terminó.

Escuchá aquí la entrevista a Sebastián Premici.

Boletín de noticias