Leche argentina: la segunda más cara del mundo.

Economía Por
La Gerente Comercial del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba, Vanesa Ruiz dijo a Las 40! por Radio Kermés que observaron una caída en el consumo de los lácteos del 22%. A su vez, el informe elaborado desde esta entidad reveló que Argentina se posiciona como el segundo país más caro a nivel mundial.
DSC04115

Escucha el audio

Vanesa Ruiz en Las 40!

      La Gerente Comercial del Centro de Almaceneros, Vanesa Ruiz, indicó que comenzaron a vislumbrar modificaciones en los hábitos de consumo de los argentinos. Desde un informe realizado por el Departamento de  Estadísticas y Tendencias de la entidad informaron que a junio de este año se observó una fuerte caída del consumo de lácteos que oscila el 22% y obedece a sus altos costos. Además, la gerente agregó que investigaron el posicionamiento a nivel mundial del precio de la leche. “Es para ello que, elaboramos un ranking de 36 países, entre los cuales obviamente medimos leches de similares calidades a lo largo de todo el mundo y en eso tuvimos la ingrata noticia de quedar posicionados en los primeros lugares. Mas precisamente, en el segundo lugar mas caro a nivel mundial, ya que hoy por hoy la leche en góndola tiene un promedio de 1,55 dólares solamente superados por Canadá donde el precio es de 1,83 dólares”, explicó.

       De este modo, planteó que en relación a los candienses estamos en realidades distintas, incluso por renta per cápita. El ingreso en nuestro país es de unos 800 dólares y en Canadá un promedio de 2100 dólares. Esta medición también fue realizada a partir de una línea de tiempo desde el 2013 a la fecha. En ella observaron que el precio del litro de leche estaba cotizado en un promedio de un dólar a nivel mundial. Pero, de un año a esta parte, en Argentina comenzó un fuerte incremento que alcanzó el 50% y es lo que nos posicionó en 1,55 dólares. De esta manera, sostuvo que la recomposición no fue hacia el tambero precisamente. “Históricamente el precio estándar que ha recibido el tambero es treinta centavos de dólar y es lo que sigue recibiendo hoy en día. Y es quien ha afrontado todas las crisis, todo este desmanejo de todo lo que es la industria láctea, todas las inclemencias climáticas”, planteó. Por consiguiente, la brecha entre lo que percibe un tambero y el precio en góndola históricamente ha sido de un 300% y hoy  alcanza un 515%. Entonces, la Gerente de Almaceneros planteó que hay que empezar a investigar a empresas y formadores de precios ya que perjudica al tambero y al consumidor final.

      En ese sentido, precisó que estos altísimos costos en un alimento esencial hacen que aquéllos hogares mas vulnerables tengan que suplir, dejar de consumir leche y reemplazarla por infusiones. “Esto también lo habíamos medido, se ha incrementado el consumo de infusiones en este último año un 29,5%. Realmente ese es el cambio, si bien todos hemos realizado modificaciones, nos hemos ido a segundas y terceras marcas, buscamos precios; hay otros segmentos de la población que realizó todas las modificaciones habidas y por haber y pese a ello comienza este reemplazo. El reemplazo del vaso de la leche por la taza de té”, lamentó. Al mismo tiempo, afirmó que “los costos son altísimos” ya que “estamos hablando de nutrientes irremplazables”. Por otro lado, sacaron un promedio de que por litro de leche se puede conseguir una cajita de 100 saquitos de té y admitió: “es clara la diferencia, es clara la opción y obviamente es una opción que duele, a ningún padre o madre le gusta reemplazar. Hay en Argentina un valor muy alto de presentar el desayuno, de presentar la merienda, de presentar un vaso de leche. Obviamente quien no lo pueda realizar está en la faceta mas dolorosa de tener que elegir y elige darle algo.”

      Por último, manifestó que desde la entidad recomiendan que vean bien los productos y los analicen teniendo en cuenta las calidades de los mismos, ya que aparecen en el mercado versiones más económicas pero son productos modificados, por eso es muy importante leer lo que estamos comprando. Así por ejemplo, “se presenta como un alimento a base de leche pero no es leche”. De igual modo, aconsejó: “buscar muchos precios, buscar y no dejarse engañar por falsas propuestas de marketing como los descuentos de 70, 60 % en el segundo producto que uno compra, de los 4x3. (…) Estar atentos, muchas veces en el mismo barrio podemos encontrar muy buenas ofertas, y en otros casos también seguir buscando esas ofertas, ya que la dispersión hace también que te quieran cobrar por productos precios realmente demasiado alejados de los costos reales”. Finalmente, opinó que el gobierno debe participar en los controles de precios “porque se está produciendo un daño terrible al acceso al alimento” y “en otros países el control está siempre presente, porque si al empresariado se lo deja solo se desboca”.

Boletín de noticias