24M: Los números de la justicia y las nuevas consignas

Derechos Humanos Por
Según números publicados a propósito de esta fecha por la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, en la actualidad en nuestro país hay unos 2.985 imputados por este tipo de delitos. De este número 867 ya recibieron una condena, mientras que 694 permanecen procesados. La agenda de los organismos de Derechos Humanos es ajena al Gobierno Nacional que no participará de ningún acto.
imputados

Memoria , verdad y justicia decimos a 42 años del último golpe cívico miliar. Más sangriento y despiadado de nuestra historia. Memoria verdad y justicia aunque algunos sectores apuestan al olvido, a que se diluyan reclamos y no se indague en complicidades. Otros pedirán extender esas consignas al contexto actual.


El de argentina fue el único caso en la historia de América Latina en que las principales autoridades de un gobierno durante el cual se perpetraron masivamente crímenes contra la humanidad fueron llevadas ante la Justicia para rendir cuentas.
En el mundo destacan el ejemplo de Argentina en el avance de la justicia en estas violaciones a los derechos humanos.

Si retroceder no fue sencillo es por la fortaleza de los organismos de Derechos Humanos, de la fuerza increíble y el amor de esas que alguna vez fueron llamadas las locas de plaza de Mayo, de gran parte del pueblo que espera que el horror no quede impune y sobre todo: que no se repita.


Según números publicados a propósito de esta fecha por la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, en la actualidad en nuestro país hay unos 2.985 imputados por este tipo de delitos. De este número 867 ya recibieron una condena, mientras que 694 permanecen procesados. No todos serán juzgados, 506 fallecieron antes de recibir una condena y 37 de ellos permanecen prófugos.


Para destacar: de 1034 imputados-detenidos la mayor parte tiene el beneficio del arresto domiciliario, son unos 549 los que gozan de la detención en su hogar, y 435 están a disposición del servicio penitenciario.


Otro número que marca las tendencias del cambio de época: de la totalidad de los 2985 imputados (allí están los condenados, procesados, indagados, etc.) 1034 están detenidos pero 1293 están en libertad. Dicho en porcentajes el 43 por ciento de los detenidos por delitos de lesa humanidad está librey sólo el 34 por ciento detenido, y de los detenidos más del 50 por ciento cuenta con prisión domiciliaria.


Hay más números de la actualidad de los juicios por la memoria en nuestro país. De 599 causas por delitos de lesa humanidad sólo el 2 por ciento están en juicio (se trata de unos 15 procesos desarrollándose en el presente), El 47 % está en etapa de instrucción y el 34 % ya obtuvo sentencia. Ese porcentaje de juicios que se realizan, ese 2 por ciento que resulta ínfimo dada la cantidad de causas y el tiempo que le lleva a cada una para llegar a la etapa del juicio es un número en los últimos años.

Detrás de esos números están los nombres que en el último tiempo se volvieron protagonistas de beneficios y repudios. Detras de esos número están los que se mueren esperando saber que pasó y los que lo hacen evadiéndola. Mirar hacia atrás no sólo es necesario para pedir justicia, es necesario para entender el presente.

Mauricio Macri ya había anticipado en campaña que con él se terminaba el curro de los derechos humanos. Con él, que, utilizando sus mismos terminos pudo currar durante la dictadura ya que Las empresas ligadas a la Sociedad Macri (SOCMA) tuvieron un rol y un crecimiento destacado durante el el autodenominado "Proceso de Reorganización Nacional" . A la familia del jefe de gobiero que busca reducir el gasto que ocasionan jubilados, pensiones por discapacidad o trabajadores, en el año 82 y con la ayuda de Domingo Cavallo al frente del banco central, el estado le pagó una deuda de 170 millones de dólares. Son varios en realidad los funcionarios del gobierno nacional que tienen vínculos con esa etapa de la Argentina.

Los ataques constantes a la memoria por parte de referentes de su espacio político, el ensayo nuevamente de la teoría de los dos demonios, el cuestionamiento sobre la cantidad de desaparecidos, los represores con beneficios, todo, se explica mirando el pasado.

Hoy miles de argentinos marcharán en capital y habrá actos en todo el país y no sólo pediran la vigencia de los juicios por la memoria, el cumplimiento de las condenas sin beneficio para los represores, lo que convoca esta vez también tiene que ver con las políticas actuales, el ajuste, los despidos, el cambio de doctrina con las fuerzas armadas cuya violencia represiva va en escalada.

Este 24 de marzo la agenda de los pañuelos blancos y los Derechos Humanos será una vez más diferente a la oficial. Hoy, aunque a muchos les pese las plazas del país, inevitablemente, hablarán de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, o Facundo Ferreira, además de evocar como hace 42 años a los 30 mil compañeros desaparecidos, presentes.