Media sanción al derecho a decidir

Derechos Humanos Por
Celebramos hasta las lágrimas la votación que vivimos hace unas horas, a esta ley la caminamos, la conversamos, la difundimos, la lloramos, la sonreímos, la abrazamos, la militamos las mujeres. Las mujeres organizadas en distintas organizaciones políticas, sindicales, sociales y barriales, las y los estudiantes de secundarios y universidad, mujeres que no militan en organizaciones pero que abrazaron esta causa porque la entienden propia y colectiva, porque hablamos de la soberanía de nuestros cuerpos.
Les pibes

A lo largo de la historia las mujeres luchamos por nuestros derechos, desde el principio de los tiempos de “civilización” nos negaron nuestra condición de humanas pensantes, críticas, capaces e independientes. Decidir sobre nuestros bienes, acceder a la educación, acceder a la universidad, al campo laboral, al voto femenino, a ocupar cargos relevantes en ámbitos laborales, culturales y políticos y sindicales, ganar espacios públicos siempre fue una tarea que hicimos en conjunto, de manera colectiva, aunque la historia quiera contarlo de otra forma.

Durante décadas se luchó por esta ley, los 13 años de la Campaña nacional por el aborto legal seguro y gratuito, y en nuestra provincia el trabajo incansable de las compañeras del Foro pampeano por el aborto legal seguro y gratuito gracias a quienes muchas mujeres nos fuimos interiorizando, empezamos a hablar de aborto, hablar de aborto en todos lados, sacar de la caja fuerte ese tema prohibido en nuestra sociedad. Otras mujeres se pusieron la problemática al hombro acompañando de manera segura y amorosa a mujeres que decidían no maternar. Otras mujeres empezaron a visibilizar la realidad del aborto en las postas sanitarias, en los barrios, en los colegios, en las plazas, en las organizaciones en las que militan, en los medios, en todos lados. Cientos de miles de nosotras nos pusimos el pañuelo verde como bandera irrenunciable de soberanía sobre nuestros cuerpos, y nace la marea verde.

Estamos emocionadas con esta media sanción, ilusionadas con la llegada del proyecto al senado, convencidas que la tarea de militancia no se termina, que hicimos historia pero que hasta no tener la ley no vamos a parar. Sabemos las mujeres que todo nos cuesta el doble, que esto es en el día a día, pero sabemos muy bien organizarnos y luchar hasta conseguir lo que necesitamos, y necesitamos más y mejores derechos. Necesitamos que se respete nuestra condición como sujetas de derecho, necesitamos con urgencia que se entienda que la maternidad será una opción o no será.

Esta ley nos hermanó aún más, nos encontró en largos debates y reuniones de una riqueza colectiva invaluable. Esta ley nos hace pensar en un país que no obligue a las niñas, adolescentes y mujeres a “convertirse en madres”, las pibas están militando a pura convicción ese derecho. Queremos un país donde seamos libres y no clandestinas por el solo hecho de ser mujeres, donde las pibas y los pibes que son protagonistas de esta lucha tengan siempre la opción de elegir y sea una opción segura. El semillero militante de cientos de miles de adolescentes, niñas con pañuelos verdes, pibas y pibes abrazando esta ley que es de y para ellxs nos da fuerza para seguir avanzando, a esta ley la vamos a sacar junto a ellxs.

Ahora tenemos que sostener la militancia y la vigilia hasta que las y los senadores traten, discutan y aprueben este proyecto. Es en este marco que solicitamos a las y los senadores de nuestro país, en especial pampeanos, que reciban este proyecto con sus mentes abiertas, con el entendimiento de que están decidiendo sobre la vida y muerte de cientos de mujeres, sobre el futuro de las mujeres, que están en la obligación de discutir y garantizar políticas públicas que garanticen nuestra integridad física y psíquica, ante todo.

El enorme debate público que convocó a más de 700 oradores y oradoras fue un hecho pedagógico sin precedentes, muchos legisladores y legisladoras cambiaron su postura luego de escuchar a quienes aportaron a favor de la interrupción voluntaria del embarazo. Más aún, esta maratónica sesión en el Congreso mostró entre otras cosas, que quienes se oponen a la ley de aborto legal, seguro y gratuito, no sustentan esa oposición más que en la oposición a las libertades individuales, nada de lo que dijeron puede entenderse como un fundamento férreo y verídico. Los fundamentos fueron falaces, místicos y retrógrados.

Las mujeres no vamos a parar hasta conseguir la aprobación e implementación de esta ley, el feminismo llegó a nuestras vidas con un impulso energético que solo imaginamos, llegó para quedarse y seguir creciendo. Las calles dan cuenta de esto.

Senadores y Senadoras, esperamos que estén a la altura de las circunstancias de este momento histórico.

 

Foro pampeano por el aborto legal, seguro y gratuito

Las Socorras Santa Rosa

Las Socorras General Pico

Frente de Mujeres de Nuevo Encuentro La Pampa

Mujeres Kermés

Diario Digital Femenino

Programa radial Feminismo sin Censura de Radio La Tosca

Las Andreas

Colectiva Feminista Las Violetas

Mariposas Rojas del PC

Movimiento de estudiantes secundaries

Manada La Pampa

UTELPA

ATE

CEPA

CCC

Multisectorial de Mujeres La Pampa

Feministas Humanistas

Movimiento popular pampeano por los derechos humanos

Colectiva Feminista Las Violetas

Libres Mariposas

Somos diversidad

Federación Argentina LGBT

Casita de la diversidad

Mesa Nacional por la igualdad

Las Rojas

Movimiento por los derechos de las mujeres

Tamboras del viento

Ana D´Atri

Florencia Pumilla

Celeste Daguerre

Marcela López

Mirna Hernández

Felicitas Bonavitta

Cecilia Constantino

Nadia Villegas

Natalia Reinoso

 

Boletín de noticias