Asperger: otra manera de pensar, sentir, vivir.

Interés General Por
El 18 de febrero se conmemora el día internacional del Sindrome de Asperger. En nuestro país habrá marchas para concientizar y pedir que no se vulneren los derechos de niños y adultos que presentan este trastorno del que poco se sabe.  
asperger

Si bien en los últimos años el cine y algunas series de televisión han incursionado con mayor o menor acierto en la temática existen muchos mitos y –sobre todo- desconocimiento del tema.

Rodolfo Geloso es el presidente de la Asociación Asperger Argentina y en diálogo con Las 40! Explica de que se trata y como se detecta.

“El Síndrome de Asperger es una condición del neurodesarrollo, una variación del desarrollo que acompaña a las personas durante toda la vida. Influye en la forma en que éstas dan sentido al mundo, procesan la información y se relacionan con los otros” relata.  El diagnóstico se realiza a partir de los 3 a 4 años, aunque en edades más tempranas suelen notarse síntomas de alerta.

Geloso destaca que con respecto al origen “hay un fuerte consenso en la comunidad científica en señalar que es de orden neurobiológico. Tiene una mayor incidencia en varones que en mujeres y en éstas, se manifiesta de una manera más sutil y encubierta”.

Desde la Asociación Argentina de Asperger aseguran que existe muy poca información y formación a nivel educativo y pediátrico, por lo que se encuentran obstáculos a la hora de realizar diagnósticos precoces y trabajar adecuadamente en el aula.

-¿Cuáles son los síntomas a los que hay que prestar atención?

 -Entre sus características, teniendo mucho cuidado en no desatender que cada persona es única y particular, existen rasgos que pueden considerarse altamente positivos y otros en los que suelen presentar dificultades. En el primer grupo encontramos las capacidades relacionadas con la inteligencia dura, racional, unívoca, híper-lógica; en el segundo, aquellas vinculadas a la inteligencia blanda, emocional, con pluralidad de significados, que cobran mucha importancia a la hora de relacionarse e insertarse en todo tipo de entornos sociales.

Algunos aspectos distintivos del primer grupo, son la memoria (en muchos casos verdaderamente prodigiosa), el apego al detalle (capturando datos inasibles para otros observadores), la facilidad para la matemática, la tecnología, el pensamiento lógico, la estructuración, la focalización en un interés dominante, la concentración y perseverancia en ese interés.

En el segundo grupo, los puntos débiles vinculados a lo social, son los inconvenientes para percibir los aspectos no verbales del lenguaje, especialmente el lenguaje corporal y gestual, los códigos implícitos en la comunicación, la relación con el contexto, los cambios simultáneos y vertiginosos de las situaciones sociales, la tolerancia a la frustración, el aplazamiento y la espera. Suelen ser literales y presentan limitaciones para interpretar chistes y metáforas. Esta dificultad social viene acompañada de mucha ansiedad y a veces también de depresión. Las personas con Síndrome de Asperger tienen mucho interés en hacer verdaderos amigos, pero sus insistentes intentos fallidos provocan dolor y enojo, manifestando con frecuencia desbordes y reacciones explosivas que el entorno suele no interpretar.

-Es decir que hay una dificultad en las habilidad sociales…

Todos los aprendizajes sociales que las personas con un desarrollo típico realizan a lo largo del crecimiento de manera natural e implícita, los individuos con Síndrome de Asperger deben obtenerlos costosamente y de manera explícita. A la sociedad, en general, le cuesta mucho traducir en palabras este tipo de aprendizaje: estamos acostumbrados a enseñar historia, matemática, geografía, etc., pero no hay una pedagogía específica que enseñe las conductas esperadas en distintas situaciones sociales.

Otro aspecto es la falta de flexibilidad mental y comportamental, consistente en temáticas absorbentes, obsesiones y repetición de rituales.

Son notorias también las dificultades sensoriales y la sobrecarga de estímulos que impactan en el comportamiento. Asimismo, suelen estar presentes algunas dificultades motrices en la infancia, ya que esta maduración generalmente demora un poco más (se evidencia por ejemplo en atar cordones, abrochar botones, escribir sobre el renglón, etc.).

-Es un mito que las personas con este síndrome carecen de empatía?

En el ambiente académico es usual referirse a la empatía cero positiva, lo que se traduce en una baja empatía (la capacidad de ponerse en el lugar del otro) pero sin maldad. Pensar que las personas con Síndrome de Asperger manejan voluntariamente su falta de empatía es una falacia, no tienen ninguna intención de dañar. Todo lo contrario, son altruistas y poseen altos valores humanos: detestan la injusticia, y promueven el compromiso social. La dificultad aparece en situaciones concretas en las que es necesario leer y jerarquizar muchas variables al mismo tiempo. De la misma manera es importante destacar que son leales, honestos, y aborrecen la mentira y la hipocresía.

-¿Suele confundirse con otro tipo de diagnósticos?

-Si, a veces el Asperger se puede confundir con otras condiciones, pero también puede pasar que sean comórbidas, o sea, que puedan "convivir" juntas características de diversos orígenes. Pero esto solo lo puede determinar un profesional especializado en Espectro Autista.

-¿Qué pasa con los adultos que no fueron diagnosticados?  

-Los adultos que se diagnostican a edades más avanzadas, por lo general llevan una vida totalmente común, pero en todos los casos han sufrido mucho los problemas de bulliyng y demás cuestiones de tipo social. Pero pudieron establecer una familia, realizar estudios universitarios, etc.


La Asociación Asperger Argentina prepara un encuentro para el 18 de Febrero  en la Plaza de Mayo y en  otras plazas centrales de diferentes ciudades del país con el fin de difundir qué es el Asperger y brindar información a las familias que se acerquen al encuentro.