La pauta oficial de 2018: el sustento del blindaje

Interés General El domingo Por
El mentado segundo semestre parece ser una promesa real para algunas empresas de comunicación que tuvieron incrementos de hasta más del 500% en la recepción de publicidad oficial en la segunda mitad del año 2018. Los datos en las provincias y las cifras que invierte el gobierno macrista en redes sociales.
oficial

El blindaje de la información que cada vez se vuelve mas férreo en Argentina ha sido una constante desde la llegada del macrismo.  Con una política de medios que beneficia directamente a los principales grupos y en especial al grupo Clarín a través de DNU´s, resoluciones y legislaciones, Mauricio Macri  trabajó duro para permitir una mayor concentración de poder en pocas manos amigas que le garantizan una defensa constante y el ocultamiento de las consecuencias de sus políticas que llevaron a una gravísima crisis económica y un alto nivel de endeudamiento del país.

En el segundo semestre del año 2018, la previa de un año electoral donde el macrismo buscará un segundo mandato, se nota un incremento de los fondos destinados a publicidad oficial en medios tradicionales y redes sociales.

Los datos publicados por el Enacom en un archivo en formato CSV  subido a la web de la Secretaría de Modernización muestra las órdenes de publicidad emitidas durante el segundo semestre de 2018 y se observan las siguientes categorías: número de orden de publicidad, montos, descripción del anunciante, nombre de la campaña, rubro del medio, nombre del proveedor y medio, tipo de orden y período del pautado para medios de comunicación de todo el país.

Según aclara el organismo aquellos datos que estén bajo el tipo de orden 852 corresponden a publicidad emitida en concepto de dación en pago (canje) por deuda fiscal que mantienen las empresas y ese es el  caso de C5N que en la gráfica muestra uno de los mayores incrementos.

Se advierte que en las provincias los montos son sensiblemente menores a los que se destinan a los medios de Capital y  en general son pocos los medios que cuentan con pauta oficial.

No es nuevo en Argentina que los criterios de selección y distribución de la pauta gubernamental se establezcan de manera arbitraria, pero en el último tiempo esa distribución ha estado aún más concentrada y si bien se puede constatar la falta de transparencia en la distribución, no es un misterio que las empresas que más pauta reciben en la actualidad son aquellas que menos cuestionan las medidas del ejecutivo y mayor respaldo le ofrecen en momentos donde la opinión pública puede resultar adversa (FMI, reforma previsional, gatillo fácil, inflación, etc.).

Para tener un panorama más completo de lo que ocurre con los medios de comunicación en el país hay que sumar al manejo arbitrario de la pauta oficial otros aspectos como el incumplimiento del FOMECA -creado para acompañar la sostenibilidad de medios comunitarios, el estancamiento de la economía que frustra la posibilidad de financiamiento con pauta privada, la demora en el otorgamiento de licencias, el regreso de los operativos de secuestro de equipos por parte de la Comisión Nacional de Comunicaciones, es decir,  una sumatoria de políticas que deriva en el asfixie de medios de comunicación no afines al gobierno y en la cercenación de derechos como la libertad de expresión o de acceso a la información.

Los datos completos del otorgamiento de pauta oficial nacional en el segundo semestre pueden descargarse en el siguiente link: 

https://datos.gob.ar/dataset/jgm-pauta-oficial/archivo/jgm_1.8